EPA HAITÍ CRÓNICA

Centro Afrocolombiano de Espiritualidad y Desarrollo Integral

Get Adobe Flash player

ENCUENTRO DE PASTORAL AFRO

Del 20 al 27 de julio se llevó a cabo el EPA XIII, en la acogedora población de Camp-Perrim al sur de la isla. Al evento asistieron por lo menos 200 participantes venidos de toda América, entre agentes de pastoral y personas interesadas en la temática afro.

El anfitrión fue Mons. Pierre-Antoine Paulo, OMI, Obispo de Port-de-Paix, quien designó a los padres Yves, y Emile, como coordinadores de: la logística, los contenidos, eventos culturales y todo el desarrollo del encuentro.

El 21 de julio se realizó la ceremonia de apertura del EPA, que contó con la presencia de Chibly Langlois,  cardenal y arzobispo de Les Cayes. En su intervención el prelado, dio una calurosa y fraternal bienvenida a las delegaciones venidas de toda américa. También les invitó a reflexionar y comprometerse de lleno en el proceso evangelizador que se encarna en la pastoral afro. Ese mismo día recibieron con agrado la carta del Papa Francisco saludando y animando a los participantes del EPA.

A lo largo de los días de encuentro se reflexionó y dialogó sobre el “protagonismo del pueblo afroamericano y caribeño en su proceso histórico y su desarrollo humano integral” al respecto el P. Emigdio Cuesta, Provincial de la comunidad Verbo Divino, dijo que “Los evangelizadores estamos invitados a permanecer unidos a nuestros pueblos a sus búsquedas, a sus sueños y su necesidad de cambios".

 

MIRADA A LA PASTORAL EN EL CONTINENTE

La conferencia de Aparecida (2007) siguiendo la tradición pastoral de la Iglesia Latinoamericana y Caribeña ha dado a nivel programático un impulso importante a la acción evangelizadora. Uno de los grandes retos para los agentes de pastoral afro es llevar a la práctica estas indicaciones. Por otra parte, es indudable que el camino de la pastoral afro ha surgido de la dedicación y trabajo constante de hombres y mujeres comprometidos con sus pueblos. Hoy, la pastoral afro es una voz auténticamente católica, surgida en, y de la misma historia de los pueblos afrodescendientes.

En América Latina, se da actualmente un fuerte desplazamiento poblacional de las zonas rurales hacia las grandes ciudades, estas personas van en busca de mejores condiciones de vida para sus familias. Gran parte de estos desplazados pertenecen a comunidades afrodescendientes (el caso de Colombia el 30%), que traen consigo sus expresiones culturales y sus prácticas religiosas.

La pastoral afro, tiene presente que las condiciones de vida del pueblo negro no son las mejores. Con frecuencia, los afrodescendientes ocupan los márgenes más bajos de pobreza. Están relegados del acceso a la educación y la vivienda digna. Las condiciones laborales son otra de las formas de marginación, en especial generadas por el desarraigo de sus territorios. Ante estas situaciones la pastoral afro quiere hacer propuestas y desarrollar trabajos que impacten de manera concreta las causas que generan estas desigualdades. Por otra parte los agentes de pastoral afro se mantienen cercanos a la lucha diaria,  pues es importante compartir sus gozos y esperanzas, sus tristezas y angustias.

En Brasil, por ejemplo, a pesar de las múltiples resistencias, los afro han obtenido el reconocimiento oficial por medio del Estatuto del Negro (SEPPIR, 2010).  También ha han tenido dificultades para su reconocimiento religiones como el dugu de los garífunas de Centroamérica, el obeah de Jamaica y las Antillas, el vudú en Haití y la santería en Cuba.

Las religiones africanas experimentan una creciente presencia enriquecida por sacerdotes y “babalaos” que desde el Caribe y Antillas han migrado a Sur América. Con relación a lo anterior, la Iglesia Católica tiene una tarea pendiente en cómo brindarles un acompañamiento pastoral integral en las grandes ciudades.

Luego de varios días de compartir y dialogar, se hicieron las propuestas que sintetizamos a continuación:

- Realizar acciones pastorales que conduzcan al pueblo afroamericano y caribeño a vivir el proyecto del Reino de Dios:

- La necesidad de un modelo de desarrollo propio, que contemple aspectos económicos, políticos, sociales, espirituales, culturales y ambientales.

- Es necesario favorecer una economía solidaria.

- La promoción de un diálogo permanente entre fe y cultura e implementando un modelo de producción con identidad cultural, etnoeducación y conciencia étnica.

- Construir y dinamizar una plataforma de Pastoral Afroamericana y Caribeña desde las experiencias de fe y las realidades de los pueblos afros.

En la actualidad se trabaja para que la Iglesia en su conjunto asuma y promueva la pastoral afro. Se está dando en algunas diócesis un florecimiento de este enfoque evangelizador, como en la ciudad de Cali, Colombia, donde se están formando en distintas parroquias comunidades afro donde no solo celebran la misa con alegría y colorido, sino que están estableciendo espacios de formación en teología biblia y pastoral.